Abuelos y nietos unidos
La incorporación de las mujeres al mundo laboral fuera de casa, así como el incremento de la esperanza y calidad de vida de las personas mayores, ha propiciado que los abuelos ocupen un lugar reconocido en la crianza y educación de sus nietos.

Desde hace tres años, la Asociación Edad Dorada Mensajeros de la Paz lleva a cabo estudios estadísticos que han servido para conocer en profundidad el tipo de relaciones que se establecen entre abuelos y nietos.

En 2007. Las conclusiones obtenidas pusieron de manifiesto que la familia era el principal foco de interés y preocupación de los abuelos españoles. De hecho, su propia salud y temas, como seguridad económica o situación del país, han quedado relegados a un segundo plano. Se extrae de dicho estudio una frecuencia muy alta de atención a los nietos. Hablamos también de una mejora en el bienestar de los propios abuelos ya que cuidar de sus nietos les producía un sentimiento muy favorable.

En 2008. Los datos arrojan aspectos claves muy positivos… Y es que los nietos mantienen una relación muy satisfactoria con sus abuelos, tanto en lo personal como en lo afectivo, basada en el afecto y la ayuda mutua. Gracias a la figura de los abuelos, la transmisión de valores y de principios éticos adquiría en los menores una dimensión necesaria, sobre todo para los tiempos que corren.

En 2009. En esta edición se trató la influencia de la crisis económica en la interacción abuelos-hijos-nietos en España. Prácticamente el 80% de las familias españolas recurre a la solidaridad intergeneracional en tiempos salpicados por la crudeza de una economía débil. Pero no todo son malas noticias: Gracias a esta delicada situación los distintos miembros de la familia han fortalecido los vínculos y se ha conseguido valorar mejor a los seres queridos.