Amigos imaginarios
Los pequeños de la casa, en el momento de llegar a la edad preescolar, ya están llenos de imaginación. Muchos de ellos usan su imaginación para inventarse un amigo imaginario. Estos amigos invisibles pueden adoptar cualquier forma y se pueden convertir rápidamente en su juguete favorito. El amigo del niño puede ser un personaje de un libro, de la televisión o de una película.

Hay muchas razones por las que el niño crea un amigo imaginario. Una de ellas es porque está un poco sólo y quiere alguien que le proporcione compañía de continuo. Otros niños pueden crear a su amigo para echarle las culpas de las cosas malas que ellos hacen, ¿cómo puedes tener problemas cuando tu amigo es el culpable?

Otros expresan sus sentimientos a través de su amigo imaginario. Por ejemplo, para algunos niños es más fácil explicar a sus padres que su amigo tiene miedo a la oscuridad que decirles que es él el que sufre ese miedo. Los padres deben darse cuenta de que no hay nada extraño o malo en esa relación de su hijo con su amigo imaginario. Esto es algo positivo en la vida del niño.

Un amigo imaginario puede ayudar a desarrollar mejores habilidades de socialización. Esto se debe a que estarán tan acostumbrados a interactuar con su amigo invisible que no tendrán problemas en llevarse bien con otros niños. Hagas lo que hagas, no ridiculices al niño o trates de convencerle de que su amigo no es real. Trata de responder a las necesidades del niño. El amigo desaparecerá poco a poco.