Los antidepresivos más comunes
Algunas mujeres necesitan tomar medicamentos regularmente por diferentes motivos psiquiátricos o psicológicos. Por lo tanto, es imprescindible saber qué deben hacer estas mujeres durante el embarazo. Lo primero que se debe hacer es hablar con el médico para que el consumo se realice de una manera monitorizada, es decir, seguida muy de cerca por el doctor, para evitar el riesgo de un aborto involuntario o el nacimiento de un bebé deforme.

Muchas mujeres necesitan esta medicación para poder llevar una vida normal. Ellas, no pueden interrumpir su tratamiento ni siquiera estando embarazadas, de lo contrario las consecuencias pueden ser más perjudiciales. Los medicamentos prescritos más comunes son: Lamictal y Prozac.

Este último, el Prozac, se incluye en la categoría de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, o SSRIs. Esta categoría incluye a otras drogas como Zoloft, Paxil, Lexapro, etc. Estos antidepresivos son más o menos seguros, con un nivel de riesgo inferior al 1%. Lamictal también es un fármaco eficaz para el tratamiento de diferentes trastornos pero, en algunos casos puede conducir a nacimientos anormales (labio leporino o paladar hendido).

Debes estar muy bien informada de los medicamentos que utilizas y cuáles pueden ser sus efectos sobre el bebé. La mejor manera de abordar este tipo de problemas interrelacionados, es la de planificar tu embarazo. Con una buena planificación (junto con tu médico) podrás evitar que tanto el bebé como tú sufráis, diferentes problemas. No te automediques. Debes consultar todo con tu médico.