Aprender a hacer fósiles
Hace mucho tiempo, las plantas, los insectos y los animales dejaron sus huellas en el barro blando, que se secó, quedaron sepultadas, y con el paso del tiempo se convirtieron en rocas. Estas rocas se denominan fósiles. Gran parte de lo que sabemos acerca de las plantas y animales que vivieron hace mucho tiempo ha sido descubierto por los científicos que se ha dedicado a estudiar estos fósiles. Para entretener a los pequeños de la casa y, además, fomentar su curiosidad por estos temas, podemos dedicar un día a realizar nuestros propios fósiles. Seguro que les encanta. Toma nota:

Edad: A partir de 3 años
Tiempo requerido: 30 minutos (no incluye el tiempo de secado)

La edad y el tiempo pueden variar, sólo deberás adaptarte al pequeño y conseguir que el juego sea muy divertido. Este proyecto puede ser modificado para adaptarse a otras edades y puedes tardar más o menos tiempo dependiendo de las circunstancias.

Materiales necesarios:
– 1/2 taza de harina
– 1/2 taza de posos de café
– 1/4 taza de sal
– 1/4 copa de arena
– Agua
– Objetos que nos puedan servir como fósiles: conchas de mar, dinosaurios de plástico u otros objetos pequeños

Instrucciones
Comience mezclando todos los ingredientes secos. A la mezcla resultante, échale el agua poco a poco hasta que se forme una masa espesa. No dejes la mezcla ni demasiado líquida ni demasiado pastos. Un punto medio será lo mejor. Aplana la masa sobre la superficie de trabajo. Deja un grosor aproximado de una pulgada. Con cuidado, presiona los objetos fósiles. Algunos podrás retirarlos y dejar simplemente las huellas. Puede que la base tarde un par de días en secarse.