Aprender los números
El desarrollo cognitivo del bebé varía mucho de mes a mes y se desarrolla a un ritmo acelerado. Normalmente se piensa que los números son aprendidos por el niño en el periodo escolar pero el proceso de aprendizaje puede comenzar mucho antes. El bebé no será capaz de decir los números o contar cosas, pero el proceso de aprendizaje ya está comenzando.

Los bebés responden muy bien al tacto, de modo que siempre que quieras relacionarte más y captar su atención de manera más intensa procura tocarle en todo momento. Esto ayuda a desarrollar una mayor unión entre padres e hijos y a favorece el desarrollo de las habilidades cognitivas. Los bebés aprenden mediante el uso de todos sus sentidos: tacto, gusto, olfato, vista y oído.

A finales del primer mes de vida el niño ya puede mantener contacto visual. A finales del cuarto mes, lo más normal es que sea capaz de seguir objetos con los ojos. En estas primeras etapas trata de cantar canciones que estén formadas por números. También intenta mantener los dedos hacia arriba mirando al niño cuando digas los números de dichas canciones.

Entre los cuatro y los ocho meses podrás ver cambios drásticos en todas las habilidades que el niño posee, incluyendo sus habilidades cognitivas. El pequeño puede comenzar a dar palmas según los números que tu le vayas diciendo o cantando. Combinar el sonido del número con el acto físico de las palmas le será de gran ayuda. De ocho a doce meses el bebé ya podrá balbucear sonidos para comenzar a comunicarse. Las canciones con números ya serán muy “fáciles” para él. No debes forzar ningún aprendizaje, simplemente debes fomentar.