Aprender un segundo idioma
Ahora, cuando ya somos adultos, nos damos cuenta de lo importante que hubiera sido aprender desde muy pequeños un segundo idioma. En las familias donde los padres tienen idiomas diferentes, los niños tienen una maravillosa oportunidad de poder ser bilingües. Pero ¿cuáles son los efectos del bilingüismo en los bebés cuando están aprendiendo a hablar? ¿Cómo pueden ayudar los padres?

Enseñar a los niños el idioma materno o paterno, les permitirá comunicarse a la perfección con otros familiares o amigos. Esto, también les ayudará a establecer lazos de unión más fuertes y desarrolla su propia identidad cultural. Un estudio realizado por la Universidad de Stanford indica que, las personas que hablan más de un idioma tienen una mayor capacidad para entender y analizar los conceptos.

Lo mejor que puedes hacer, si deseas enseñar a tu pequeño otro idioma es empezar muy temprano. De la misma manera en la que los niños aprenden su primer idioma sin ni siquiera ser conscientes del proceso de aprendizaje, pueden aprender de la misma manera un segundo idioma.

Probablemente, el pequeño realice una mezcla muy graciosa entre los dos idiomas pero, pronto reconocerá a quién debe hablar de una forma y a quién de otra. La separación de idiomas la hará de manera eficaz y temprana. Asegúrate de que la enseñanza de los dos idiomas se realiza por partes iguales. El niño escuchará durante todo el día un primer idioma, por lo que puede renunciar a utilizar el segundo. Cuando llegue la hora de ver la tele en casa, ponle los dibujos en el otro idioma.