Aprendizaje con el modelo AICLE
El aprendizaje mezclando contenidos esenciales con lenguas extranjeras (AICLE) se considera un modelo muy recomendado para adquirir competencias en otros idiomas. Aprender historia en inglés o ciencias naturales en francés, entre otras muchas combinaciones, ofrece a los alumnos una herramienta mucho más natural para desarrollar sus competencias idiomáticas. Se trata de un modelo adoptado actualmente en miles de escuelas europeas. Este enfoque educativo se basa en la utilización de un idioma diferente como medio de enseñanza de otras materias curriculares con el objetivo de lograr una mayor inmersión lingüística del estudiante.

Los idiomas son cada vez más importantes en un mundo globalizado, la utilización de una habla diferente cono medio de enseñanza de otras asignaturas no lingüísticas es algo que funciona muy bien en centros educativos de toda Europa. Este nuevo modelo conocido como aprendizaje integrado de contenidos y lenguas extranjeras (AICLE), responde al objetivo de la Unión Europea de conseguir que todos los ciudadanos puedan comunicarse en al menos dos lenguas, además de la materna. El inglés como la más importante de todas.

El objetivo del docente es que el alumno aprenda los contenidos de la asignatura pero con otro idioma. Los estudios y evaluaciones en torno al enfoque AICLE en las escuelas son una mejorar considerable para la comprensión lingüística de los alumnos en otro idioma, el aprendizaje de otros contenidos también se favorece con este modelo.

El alumno consigue entienden la lengua extranjera de una forma más amplia con mayor nivel cognitivo. Además, el contenido de la materia que se trabaja en otro idioma exige un esfuerzo mayor de comprensión, entendimiento y de producción. Por otro lado, el estudiante aprende a desenvolverse en contextos específicos reales de cada materia en la lengua extranjera, lo que supone una situación ventajosa para el futuro.