Ayudar al niño a convertirse en el hermano mayor
La idea de compartir a papá y a mamá con un nuevo miembro de la familia puede que sea una situación muy inquietante para el que, hasta ahora, era el pequeño de la casa. Después de todo, el pequeño ha tenido hasta este momento toda tu atención desde que él se acuerda. Él estará seguro de que su vida va a cambiar de manera que cree que se van a olvidar de su existencia.

El mejor momento para darle la noticia de la llegada del bebé es cuando comience a notarse tu tripa. Si se lo dices demasiado pronto la espera se puede hacer demasiado larga para él. Sin embargo, si esperas demasiado tiempo para darle la noticia, apenas tendrá tiempo de adaptarse a la idea de la llegada de un nuevo miembro. Hay muchas maneras de preparar a tu primogénito, por ejemplo:

– Refuerza su nuevo papel como hermano mayor, haciendo referencia al bebé como “tu hermano pequeño” en lugar de “el nuevo bebé”.

– Hazle partícipe en la preparación de la llegada del bebé. Puedes hacer que te ayude a elegir su nombre, cómo colocar su habitación… Él debe “elegir” al ser el hermano mayor.

– Cuando vayas a una revisión médica, coméntale al médico si puede pasar en alguna ecografía para que pueda ver a su hermano e incluso oír los latidos de su corazón.

– Cuando se produzca el nacimiento asegúrate de mantener el mayor contacto que puedas con él. Déjale el mayor tiempo posible en la habitación prestándole las mayores atenciones que puedas. Llámale por teléfono.