Beneficios del aceite de oliva en la dieta infantil
El aceite de oliva es un básico en la cesta de la compra ya que cualquier receta tiene mejor sabor gracias a este producto clave en la dieta mediterránea. El aceite de oliva tiene un alto valor gastronómico pero además, protege la salud del corazón. El aceite de oliva contiene vitaminas A, D, K y E que potencia el desarrollo físico e intelectual en la infancia por lo que nutre la mente del niño con parte de la energia necesaria para la concentración escolar.

Los niños están inmersos en un proceso de crecimiento constante. El aceite de oliva es saludable para potenciar la salud de los huesos gracias al efecto mineralización. Desde este punto de vista, este producto es clave en la dieta familiar ya que también es esencial en la etapa adulta para prevenir la pérdida de calcio.

Efectos de salud

Otro de los beneficios que produce este producto es que resulta muy saludable para una buena digestión. Además, también es un antídoto saludable para prevenir el estreñimiento. El aceite de oliva rico en vitamina E es fundamental para el correcto desarrollo del sistema nervioso. El complemento del aceite de oliva en los platos también es una receta de salud para prevenir el colesterol infantil. Este producto también ayuda a combatir el sobrepeso infantil puesto que produce un efecto de saciedad. Además, una dieta saludable desde la infancia en la que el aceite de oliva es un elemento esencial también ayuda a prevenir posibles dolencias cardiacas en la etapa adulta.

Beneficios del aceite de oliva en la dieta infantil

Recetas elaboradas con aceite de oliva

El aceite de oliva acompaña a las mejores recetas: las pastas, las verduras, el arroz, las carne, el pescado, algunos postres caseros, tortilla de patata…

Es importante elegir un aceite virgen para utilizar en las recetas apostando por la mayor calidad del aceite vírgen extra.