Beneficios del gateo para los bebés
Una de las etapas más importantes en el desarrollo de los niños antes de aprender a caminar es el gateo. A través de este medio, los niños comienzan a desarrollar su autonomía, conocen el espacio y se descubren a sí mismos en contacto con el entorno. El niño mejora su sentido del equilibrio, se relaciona mejor con un concepto tan importante como el espacio puesto que comprende el significado de nociones esenciales como lejos y cerca. Pero además, el niño también fortalece sus articulaciones.

El gateo va conectado también al mundo emocional puesto que el bebé explora aquello que más le motiva. Y se siente bien al superar retos cotidianos.

El desarrollo evolutivo del gateo

El gateo representa una etapa evolutiva especial en el desarrollo del bebé puesto que en esta fase adquiere una mayor autonomía respecto de sus padres. El niño desarrolla mejor su visión a partir del gateo porque enfoca mejor los objetos.

Pero además de todo lo dicho, los beneficios del gateo influyen incluso en la adquisición de habilidades de lecto escritura. ¿Por qué motivo? Porque por medio de la rutina de gatear el niño va potenciando la conexión constante entre la mano y el ojo. Cuando el niño está gateando existe una distancia que puede ser paralela en estas partes del cuerpo a la que experimentará en el futuro cuando aprenda a escribir. A través de la experiencia del gateo, el niño también crea conexiones neurológicas entre ambos hemisferios.

Beneficios del gateo para los bebés

Cómo motivar a los niños para gatear

Existen diferentes juguetes que pueden estimular el gateo en el bebé. Una buena idea es utilizar juguetes que tengan un movimiento integrado. Además, también puedes poner algún sencillo obstáculo en su camino, por ejemplo, mediante la colocación de un cojín para que el niño utilice sus propios recursos para salvar ese obstáculo.

Las rodilleras de gateo para niños y niñas se pueden poner solas o encima de pantalones. El bebé siempre debe utilizarlas con vigilancia de un adulto.