Causas de la enuresis nocturna
Orinarse en la cama, o la enuresis nocturna, es un problema común que sufren muchos niños e incluso adolescentes. Se estima que entre cinco y siete millones de niños mojan la cama. Lamentablemente, esto puede ser una fuente de estrés para la familia, causando vergüenza en el niño y frustración por parte de los padres. Es importante darse cuenta que este problema no es voluntario en el niño y que es algo que no puede controlar. Los investigadores han encontrado una serie de causas por las que los niños se orinan en la cama:

1. Genética: la enuresis puede ser herencia familiar. Si un padre mojaba la cama, es mejor que se lo cuente al niño. Le hará sentirse mejor y lo más seguro que este deje de hacérselo a la misma edad que el padre.

2. Vejiga pequeña: si un niño tiene una vejiga pequeña, sólo puede retener la orina durante un corto periodo de tiempo.

3. Sueño profundo: puede que el niño no despierte fácilmente y termine aflojando su vejiga.

4. No controlar: puede que el niño sea muy pequeño y ya le hayas quitado el pañal. Tal vez tendrías que haber esperado un poco.

5. Cuestiones hormonales: si su cuerpo no produce suficientes hormonas antidiuréticas, los riñones producen más orina y no lo puede contener.

6. Insuficiencias en el sistema nervioso central: puede que su sistema nervioso se esté desarrollando lentamente lo que le hace no darse cuenta de que su vejiga está llena.

7. Anomalías físicas: por ejemplo pueden tener anomalías en la médula espinal o en la uretra o uréteres.

8. Infección del tracto urinario: esta puede producir un fuerte deseo de orinar.

9. Diabetes.

10. Causas emocionales.