Celebrar el primer cumpleaños del niño
El primer cumpleaños de tu hijo es un acontecimiento monumental, al menos para ti. El primer año, probablemente, se haya pasado tan rápido, que no te has dado ni cuenta de que ese bebé recién nacido que apenas se movía, ya ha conseguido muchos logros. Ahora tu hijo se ha empezado a convertir en todo un explorador que no para de buscar aventuras. Obviamente, la celebración de su primer cumpleaños es todo un acontecimiento.

Ten cuidado con el número de bebés que invitas. No debes conseguir que la fiesta sea un agobio para los asistentes; lloros, cambios de pañales, etc. Intenta invitar a un número no demasiado exagerado. El primer cumpleaños de tu bebé puede ser uno de los más fáciles que tengas que organizar ¿te acuerdas del tuyo? El bebé no lo recordará, así que tampoco te agobies demasiado.

Invita a los adultos que quieras pensando en el espacio que tendrás en el lugar de la celebración. Seguro que finalmente acuden más adultos que niños: tíos, abuelos, tías, etc. Ten en cuenta, que la estimulación excesiva puede hacer que tu bebé se canse antes y esté más irritable. Es importante tener en cuenta la hora del día en la que se va a realizar la fiesta. Intenta que sea después de la siesta del pequeño, así estará más descansado.

Puedes comprar dos tartas: una de ellas será exclusivamente para el niño (podrá tocarla, mancharse…) y la otra tarta será para los invitados. Renuncia a los frutos secos, ya que suelen ser demasiado pequeños y pueden producir algún problema.