Combate la sínfisis púbica
Si experimentas un dolor en la zona del pubis durante el período de gestación, puedes sufrir el síndrome de sínfisis púbica. Te presentamos una serie de consejos para aliviar el dolor que ocasiona.

La unión de los dos huesos más grandes de la pelvis por delante se efectúa mediante la articulación de la sínfisis cuyo rasgos más pronunciado es su inmovilidad, salvo durante el embarazo.

Lo lógico es que la placenta comience a segregar esta hormona al final del embarazo. Se consigue así una mayor movilidad de la pelvis y que el bebé pueda salir a través del estrecho canal del parto. Sin embargo, si dicha segregación se produce demasiado pronto estás ante el síndrome de sínfisis púbica.

Hablamos de una dolencia que no es grave ni pone en peligro la gestación, pero la mujer que lo padece tiene dificultades para caminar y también siente molestias si lleva mucho tiempo sentada o tumbada.

Estela Pérez, fisioterapeuta especializada en ginecología recomienda:

Una vez diagnosticado, conviene acudir a un fisioterapeuta especializado en obstetricia y suelo pélvico que te aconsejará qué ejercicios debes practicar para aliviar los síntomas, así como qué posturas has de evitar para no agravar las molestias.

Los balones grandes denominados “fitball” ayudan a mover la pelvis y a tonificar la musculatura de la zona y de los músculos el suelo pélvico. Sigue siempre las instrucciones del fisioterapeuta. Es probable que el dolor perdure después del parto durante algún tiempo.

La gimnasia que se practica para aliviar los síntomas ocasionados por el síndrome de la sínfisis púbica seguramente beneficien al bebé. Y es que la mujer llega al parto con una movilidad y un fortalecimiento mucho más adecuados de la pelvis, lo cual facilitará que el alumbramiento sea mucho menos traumático para el pequeño.