Cómo cuidar de una mujer embarazada
Un embarazo no es una enfermedad, al contrario, el nacimiento de un niño muestra la esperanza en su máxima expresión. Sin embargo, cualquier mujer embarazada necesita unos cuidados en concreto en los que tú puedes colaborar como mero espectador. Por ejemplo, cuando vas en el autobús siempre debes ceder el asiento a una mujer embarazada al igual que los harías con un anciano a quien respetas por una cuestión de edad.

Del mismo modo, también es positivo ayudar a cualquier mujer embarazada cuando lleva un peso pesado o carga bolsas. Se trata de situaciones cotidianas con las que te puedes encontrar en tu día a día porque tal vez, en tu bloque de vecinos o en tu lugar de trabajo hay una mujer embarazada. ¿Cómo te comportas con ella?

En la actualidad, cada vez estamos más concienciados con el efecto negativo que el consumo de tabaco produce en la sauld del fumador y también del conocido como fumador pasivo hasta el punto de que ahora mismo está prohibido fumar en cualquier bar o restaurante. Pues bien, no olvides que cuando te encuentras con una mujer embarazada tampoco debes fumar en su presencia.

Del mismo modo, también es positivo evitar toser delante de una mujer embarazada por motivos de contagio. Por ello, tápate la boca con la mano. Del mismo modo, si tienes alguna amiga que está esperando un bebé debes asumir que los cambios a nivel emocional son notables. Por ello, puedes estar ahí para escucharle cuando necesite hablar sobre cómo se siente o los posibles miedos que le pueden venir a la mente al pensar en el momento del parto. Sin duda, son muchas las mujeres que recuerdan la etapa de su embarazo como verdaderamente mágica y positiva, gracias al cariño que recibieron de familiares y amigos.