Cómo quitar manchas difíciles de la ropa
Los bebés tienen tendencia a mancharse la ropa. Siempre hay manchas que dañan nuestras prendas favoritas y llegamos a pensar que no la vamos a poder recuperar. Sin embargo, no hay nada perdido, es bueno recibir y tener a la mano consejos como los siguientes. Ya no habrán manchas que se te resistan.

Aceite o grasa: cubre la mancha fresca con polvos de talco, fécula de patata o pasta de manchas, deja reposar y cepilla. Si la mancha está seca, puedes usar un quitamanchas que puedes comprar en la droguería.

Alquitrán: con benzol en la tintorería.

Bolígrafo o lapicero: moja localmente con alcohol y lava.

Café: trata la mancha con benzina o lava la prenda con agua fría o tibia.

Cera: rasca, plancha entre secantes y después lava.

Cerveza: se disuelve al lavar. Si la mancha es vieja cepilla la zona de la mancha con una mezcla de agua y alcohol y después lávala.

Chicle: frota con un cubito de hielo y lava. También existe un spray especial para este tipo de manchas.

Frutas: lava enseguida la mancha con agua fría y después lava la prenda normalmente.

Huevo: rasca la mancha y lava la prenda con agua tibia.

Hierba: humedece con alcohol y después lava normalmente.

Laca de uñas: limpia enseguida con acetona, salvo que la prenda sea de acetato. Las manchas secas son difíciles de retirar.

Lápiz de labios: trata localmente con alcohol y lava con detergente para prendas delicadas.

Leche: remoja la mancha con agua tibia y detergente, aclara y lava.

Moho: lava 2 veces con detergente con perborato.

Óxido: coloca jugo de limón o quitamanchas especial para óxido.

Pegamento: trata la mancha con acetona y lava, salvo que la prenda sea de acetato. Las manchas secas no se pueden quitar.

Perfume: trata la mancha con glicerina caliente y aclara con agua.

Pintura: limpia enseguida con un trapo empapado en disolvente, sin frotar, después empólvalo con talco y cepilla. Las manchas secas son difíciles de eliminar.

Resina: rasca la resina, trátala con disolvente quitamanchas y lava.

Sangre: lava con agua y detergente. Si la mancha es muy fuerte lávala con un detergente bioactivo.

Sudor: cepilla con vinagre y alcohol diluido.

Tinta: empapa la mancha con alcohol y lava.

Tomate: aclara con agua tibia. Si la mancha es fuerte, deja la prenda en remojo con un detergente bioactivo, aclara y lava normalmente.

Vino: trata la mancha con jugo de limón y lava.