Comprar un cochecito para el bebé
Vas a la tienda a comprar a la tienda un cochecito para tú bebé y te encuentras con un sinfín de modelos entre los que deberás elegir uno. Párate a pensar un momento. Necesitas un cochecito para algo más que pasear ¿verdad? Piensa que durante algún tiempo, este será el medio de transporte principal de tu hijo y que lo mejor es que dure bastante tiempo, sea cual sea el tamaño del bebé.

La mayoría de los padres, quieren cochecitos de bebé que puedan caber fácilmente en el coche de la familia. Muchos se doblan con facilidad y sin dar excesivos problemas. Preferiblemente, deben cerrarse con una sola mano, ya que en la otra seguro que tienes las llaves del coche o cualquier otro objeto. Pero debes revisar que, aunque se cierre fácilmente, este sea ligero pero lo suficientemente resistente como para ser casi indestructible.

El cochecito debe facilitarte la colocación de todos los objetos que lleves para el pequeño: bolsas de pañales, biberones, peluches, etc. Si piensas realizar deporte junto con el pequeño, asegúrate de que el cochecito tenga una excelente suspensión y espacio para tu botella de agua. Empresas como Chicco y Quinny hacen cochecitos especiales para las mamás más deportivas. Revisa si tiene algún tipo de anclaje para la bicicleta. Esto te ayudará a practicar tu deporte favorito junto con tu bebé en su carrito.

Asegúrate de que tenga las suficientes protecciones para el pequeño. Una buena “capucha” le protegerá del sol y también de la lluvia intensa.