Comunicarse con un bebé recién nacido
Desde el momento de su nacimiento, es muy importante comenzar a construir un vínculo afectivo con el bebé. Conoce las habilidades propias de un bebé recién nacido (de 0 a 3 meses), aprende a estimularlo y fortalece la comunicación con él.

Comunicarse con un bebé recién nacido
Aunque todavía no te entienda, puedes hablarle con un tono suave y relajado mientras lo bañas, alimentas, cambias o juegas. El bebé reconocerá las voces de sus padres y al escucharlos se sentirá protegido y feliz.

Comunicarse con un bebé recién nacido
Acompaña las palabras con caricias, el contacto es fundamental durante los primeros días de vida. Demuéstrale que no está solo en este mundo nuevo para él.

Comunicarse con un bebé recién nacido
Masajea sus pies realizando movimientos circulares con tus dedos. Esta actividad facilitará al bebé mantenerse despierto durante cuando le des el pecho.

Comunicarse con un bebé recién nacido
Enséñale objetos de color rojo o amarillo, estos dos colores son los primeros que puede distinguir. No se los pongas muy lejos para que pueda verlos con claridad y tocarlos si no son peligrosos.

Comunicarse con un bebé recién nacido
Ofrécele juguetes blandos, coloridos y sonoros. Son ideales los sonajeros de tela rellenos con material blando y cascabeles. El entretenimiento perfecto para esa edad.

Comunicarse con un bebé recién nacido
Repite los sonidos que emita el bebé, ese será el primer dialogo que realizará contigo. Respóndele aunque no sepas lo que quiere decir, se sentirá comprendido.

Comunicarse con un bebé recién nacido
Repite los juegos que más le gustan convirtiéndolos en un momento que el bebé asociará con placer y ocio.

Comunicarse con un bebé recién nacido
Coloca al bebé boca abajo sobre una superficie firme y llama su atención del lado contario a donde tiene ubicada su cara para estimular la rotación de la cabeza. Esos pequeños ejercicios le van a ir muy bien para su desarrollo. Tampoco es conveniente abrumar al bebé con mucha actividad. Detén la estimulación cuando notes que el bebé comienza a cansarse y disminuye tu atención.