Consejos para lavar la ropa del bebé
Cuando tenemos que lavar la ropa del bebé siempre tenemos que poner más cuidado que cuando lavamos la de adultos o niños mayores. Esto se debe a que la piel del bebé es muy delicada y sensible, lo que hace que todas sus prendas merezcan una atención especial para que no puedan hacerle ningún tipo de daño como irritaciones, etc.

Durante los primeros meses de vida del bebé es recomendable lavar su ropa aparte de la de los demás y hacerlo siempre con un detergente específico para ropa de bebés, evitando además suavizantes y otros productos que no sean el detergente. Para que lo tengas más claro, toma nota de estos consejos para lavar la ropa del bebé:

Colores: Como en cualquier otro tipo de ropa, deberás separar la llamada “ropa blanca” de aquella que tenga otros colores más intensos para evitar que destiñan o que se estropeen.

Tejidos: También es recomendable separarla por tejidos ya que hay algunos que son más resistentes mientras que otros son más delicados. Sigue siempre las pautas que indica la etiqueta de cada ropa para que no se estropee al mezclar tejidos. Estas recomendaciones, y todas las del lavado de ropa en general, síguelas también para su ropa de cama.

- Bolsillos: asegúrate siempre de que están vacíos antes de poner la ropa a lavar. En el caso de los bebés siempre suelen estar vacíos pero quién sabe si a lo mejor guardaste algo en un momento y no lo recuerdas.

- Lavado: Si no puedes lavarla de forma independiente al del resto de personas de la casa (por cantidades más que nada y así no derrochar agua), utiliza una bolsa protectora para el lavado y mete ahí toda la ropa para después meter esa bolsa en la lavadora. Si tienes que lavar alguna prenda a mano, asegúrate de que no le queda ningún resto de detergente.

Planchado: Raro es que haya que planchar la ropa de bebé, pero si tienes que hacerlo procura que la temperatura no sea muy alta ya que dañaría las prendas más delicadas.