Consejos para que los niños viajen seguros dentro del automóvil
Muchas veces debido a las prisas, algunos detalles de seguridad en el vehículo se pueden obviar o perder de vista. Siempre es importante recordar estas medidas y analizar si las estás realizando correctamente. Son consejos para que los pequeños viajen seguros dentro del automóvil.

Con instalar un asiento para bebés no es suficiente, será necesario que regularmente ajustes las correas de sujeción al asiento del coche para reducir movimientos, que regules la posición del niño sobre el asiento (más acostado o más sentando) y también la orientación (hacia adelante o hacia atrás, según la edad y el peso del bebé).

Además, comprueba el ajuste de las cintas del cinturón de cinco puntos, para que queden bien ajustadas al niño (pero sin asfixiarlo). El ajuste varía no sólo con el crecimiento del niño sino también con la temporada (cuando lleve menor cantidad de ropa, habrá que ajustar más las correas).

Recuerda que los menores no deben viajar en el asiento del acompañante hasta que cumplan la edad indicada por las normas viales vigentes en cada país (en general son los 12 años). Aunque tengan la edad permitida, toma todas las medidas de seguridad necesarias para evitar desgracias: retrasa el asiento lo más posible y ajusta el cinturón de manera correcta para el tamaño del niño, especialmente a la altura.

Retira del interior del vehículo todos los objetos sueltos. En una frenada, un movimiento brusco o un choque, éstos pueden saltar dentro del habitáculo y golpear en las cabezas de niños y adultos. Si llevas juguetes en el interior del automóvil, elige sólo los que sean blandos. El resto de los juguetes, comida y demás elementos, deben permanecer en el maletero.

Aunque parezca una obviedad, nunca dejes solo al niño dentro del coche. Su seguridad es lo más importante.