Cremas reductoras para el postparto
Te encuentras en pleno proceso de cambios hormonales y necesitas productos específicos. Una solución efectiva para reducir volumen tras el parto consiste en recurrir a las cremas reductoras. No obstante, son tratamientos complementarios, que se deben combinar con una adecuada alimentación y ejercicio físico diario para obtener buenos resultados.

Las cremas reductoras ayudan a reducir grasas. Actúan con sustancias que incrementan la entrada de glucosa a las células y aumentan la lipólisis.

Para empezar te recomendamos que durante el embarazo te apliques una crema específica de venta en farmacias que contiene tres principios activos: elastoregulador, lupéol y extracto de centella asiática. Se trata de tres agentes, que por separado cuentan con propiedades reafirmantes y reestructurantes. Su uso incluso se puede extender durante el postparto ya que carece de riesgos para el lactante.

Recuerda que el modo de aplicar la crema determinará un mayor o menor efecto. Así el doctor Rodrigo Loubies, explica:

Los masajes con la crema reductora tienen que hacerse siguiendo las líneas del drenaje linfático, con un movimiento de abajo hacia arriba, y de manera circular, lo que contribuye al aumento del fluido. Además, la aplicación tiene que hacerse mientras se está sentado o recostado, no de pie, porque eso disminuye el efecto del drenaje.

Si quieres ver como tu cuerpo recupera una silueta bonita, no olvides que la constancia es un factor decisivo en el uso de las cremas reductoras. Se debe colocar todos los días después del baño, y con un generoso masaje para activar la circulación. Te indicamos por zonas el modo de empleo:

1. Abdomen: En el sentido de las agujas del reloj, masajea a modo de círculos, para que penetre la crema.
2. Piernas: Haciendo pequeños círculos, aplica desde la rodilla hacia el muslo.
3. Caderas y muslos: coloca las manos planas, una a cada lado de la pelvis y haz movimientos circulares, cada vez más profundos y subiendo hacia la cintura.
4. Brazos: insistiendo en la parte interna del brazo, masajea desde el codo hasta los hombros.