Cuándo aparecen los primeros síntomas del embarazo
Aunque la confirmación del embarazo no es real hasta que la embarazada ya confirma su estado de buena esperanza con la realización de un test dos semanas después, por el contrario, muchas mujeres que ya han sido madres en algún momento y conocen mejor su cuerpo en este estado, identifican posibles indicios de embarazo desde una fase muy temprana, incluso antes de la confirmación oficial.

Sin embargo, generalmente, los síntomas de embarazo comienzan a tener presencia en la vida de la protagonista, a partir del mes y medio de gestación.

Primeros síntomas de embarazo

Uno de los primeros síntomas que acompaña al embarazo es la sensación de hambre, el deseo de comer más de lo habitual respecto de los menús diarios. Sin embargo, se trata de una sensación de hambre con matices puesto que también es frecuente desarrollar cierto asco hacia algunos sabores. Entre las aversiones más frecuentes se encuentra la desarrollada hacia los productos lácteos, frituras y el pescado.

Otro de los primeros síntomas de embarazo es el exceso de sensibilidad olfativa que lleva a muchas mujeres a sentirse realmente molestas son olores normales pero que en ese momento sienten como insoportables. Otro de los síntomas habituales es el aumento de la temperatura basal, término utilizado para nombrar la temperatura del cuerpo en estado de reposo. Del mismo modo, la embarazada se siente muy cansada y el sueño no llega a colmar sus verdaderos deseos de descanso. Otro de los síntomas físicos de embarazo es las posibles molestias de dolor de cabeza y espalda que experimenta la mujer en los primeros estadios del embarazo, molestias que están vinculadas con los cambios hormonales.

Cuándo aparecen los primeros síntomas del embarazo

Cómo se viven los síntomas

En ocasiones, las mujeres no experimentan síntomas a pesar de estar embarazadas. En otros casos, los síntomas se manifiestan de un modo intermitente. Una prueba de embarazo te ayudará a salir de dudas. Por ejemplo, One Step – 5 Tests de Embarazo, una prueba que ofrece una alta precisión de hasta el 99,9 por ciento en su resultado.