Curiosidades sobre la alimentación durante el embarazo
Durante el embarazo, la mujer puede experimentar momentos de ansiedad ante la alimentación mientras que en otros instantes sufre falta de apetito. Pon una atención especial a la ambientación en la que disfrutas tus comidas puesto que al asociar estos momentos con situaciones agradables, estableces una asociación ideas positiva. Por ejemplo, no es recomendable comer delante de la televisión porque en ese caso, no te concentras plenamente en los sabores.

Durante el embarazo pueden producirse periodos en los que la embarazada se concentra principalmente en algunos alimentos que son los que más atraen su apetito en ese momento. Las alteraciones en el apetito pueden estar causadas tanto por cambios hormonales como por cambios fisiológicos.

Curiosidades sobre alimentación

Generalmente, la causa de los antojos es psicológica, ante la búsqueda de una satisfacción inmediata en una etapa de la vida en la que la embarazada tiene que sufrir tantos cambios. Por tanto, un antojo no está motivado por una motivación del organismo sino por una motivación emocional que busca un premio.

Además, conviene puntualizar que tanto las náuseas de primera hora de la mañana como la obsesión por comer pueden mostrar síntomas de embarazo. Los cambios hormonales acompañan a estas sensaciones.

Curiosidades sobre la alimentación durante el embarazo

Otros datos a tener en cuenta

Esta totalmente contraindicado llevar a cabo una dieta de adelgazamiento durante el embarazo. Y cualquier duda que tengas sobre alimentación es recomendable que hables directamente con tu médico para que te oriente. Los productos lácteos son una fuente de calcio fundamental durante el embarazo. Además, es recomendable incluir alimentos ricos en hierro porque la carencia de este mineral suele ser una problemática frecuente durante el embarazo.

El aumento de peso durante el embarazo recibe el nombre de ganancia ponderal. Y este incremento de peso es una de las principales fuentes de estrés durante el tercer trimestre. Es el obstetra quien te informará sobre el peso recomendado a partir de distintos factores, como por ejemplo, la constitución física.