Durante el embarazo el cuerpo de la futura mamá sufre algunos cambios naturales, como por ejemplo el aumento de peso, es algo completamente normal porque se crean reservas necesarias para el desarrollo del bebé. Si el peso de la mujer no aumenta puede ser síntoma de que el bebé no se está desarrollando bien. Mientras que si aumenta demasiado, puede ocasionar trastornos al feto. Para que ninguna de las dos situaciones ocurran, te proponemos una dieta equilibrada.

Dieta para una embarazada
Desayuno: 1 taza de leche descremada con infusión, 2 rebanadas de pan o 5 galletitas. Queso de untar y mermelada.

Dieta para una embarazada
Almuerzo: 1 porción de carne magra con una guarnición de vegetales crudos aliñados con un chorrito de aceite. 1 pieza de fruta del tiempo.

Dieta para una embarazada
Merienda: 1 yogur descremado con cereales. 1 infusión.

Dieta para una embarazada
Cena: 1 plato de cereales (arroz o pastas) con verduras al vapor, 1 huevo duro o tortilla. 1 gelatina de frutas o 1 ensalada de frutas.

Dieta para una embarazada
Si tienes ansiedad por comer algunos caprichos trata de evitar la tentación con alimentos que tengan demasiadas calorías. De no poder controlar ese deseo, procura que la porción sea pequeña.

Dieta para una embarazada
Algunos ejemplos: fruta, yogur descremado, barrita de cereal, gelatina, ensalada de frutas, huevo cocido, caldos, dos lonchas de queso, helado de agua, dos vainillas o licuado de frutas.

Dieta para una embarazada
Recuerda consumir calcio (leche, yogur, quesos), hierro (carnes rojas, aves y pescados) y proteínas (carnes, leche, huevo, quesos y derivados). Mezcla los vegetales y frutas para asegurarte de que tienes buen aporte de vitaminas y minerales.

Dieta para una embarazada
Si el aumento de peso es el adecuado, puedes consumir azúcar en las infusiones o ensaladas de frutas. En caso contrario, opta por edulcorante.

Dieta para una embarazada
Los edemas o moratones suelen ser frecuentes en el embarazo, controla el consumo de sal para regular la tensión arterial.

Dieta para una embarazada
Evita el alcohol y el tabaco. De ser posible practica alguna actividad física moderada que esté autorizada por tu médico.