Dieta vegana durante el embarazo
Muchas mujeres vegetarianas se preocupan por el efecto que su dieta puede tener en el desarrollo del bebé durante el embarazo. Sin embargo, con una cuidadosa planificación de las comidas, puede que no haya necesidad de preocuparse. Las dietas vegetarianas durante el embarazo pueden proporcionar a la madre y al bebé todos los nutrientes adecuados que necesitan.

Existen muchos aspectos positivos en el mantenimiento de una dieta vegana durante el embarazo. Por ejemplo, las fuentes vegetarianas de proteína son muy útiles para los riñones. Además, se puede mantener a raya la caries dental, un problema común durante el embarazo. La alimentación vegetariana, en general, disminuye el riesgo de las siguientes condiciones:

– Obesidad
– Hipertensión
– Estreñimiento
– La diabetes tipo 2
– Los cálculos biliares

La principal ventaja de ser vegetariana es que las mujeres comen menos comida basura y mantienen una dieta más nutritiva. Eso sí, mantener esta dieta es algo más costoso. En general, cuantos más alimentos vegetarianos se omitan en la dieta, más difícil será satisfacer las necesidades nutricionales. Sin embargo, los suplementos dietéticos pueden ser capaces de llenar el vacío.

Una vegetariana lacto-ovo (come productos lácteos y huevos) puede obtener todos los nutrientes que necesita para un embarazo saludable mediante su dieta y un suplemento multivitamínico/mineral. Un vegano, por otra parte, que evita todos los productos de origen animal, tendrá que tomar suplementos de vitamina B12 y hierro, y puede ser que también tenga que tomar calcio, zinc y vitamina D. Siempre hay que visitar al médico para comentarle estos aspectos. No podemos olvidarnos de que las mujeres embarazadas necesitan hierro adicional, calcio, ácido fólico, ácidos grasos esenciales, zinc, proteínas y más calorías.