Disminuir el estrés y la ansiedad en los pequeños
Es algo lamentable pero, hoy en día es bastante normal que los pequeños de la casa sufra de estrés y ansiedad. Debes estar pendiente de su comportamiento y echarle una mano en cuanto veas algunos pequeños síntomas. A continuación tienes algunos consejos que te pueden ayudar:

– Atención con sus sentimientos
Dile que no se preocupe por sus temores. Los temores y las dudas pueden hacer sentirse al pequeño mal y esto puede desencadenar en una clara ansiedad. Hazle saber que está bien sentirse mal por algo, pero que debe compartir sus emociones y pensamientos.

– Escucha
Piensa en lo mucho que te gusta que te escuchen cuando tienes un mal día… a los pequeños de la casa les pasa lo mismo. Si no tiene ganas de hablar, hazle saber que estás junto a él. Recuérdale lo mucho que le quieres.

– Comodidad y distracción
Trata de hacer algo que le guste, como jugar, leer un libro, etc. No le dejes continuamente a solas junto con sus problemas. El ejercicio físico suele mejorar mucho el estado de ánimo. Esto, puede ser justo lo que necesita para levantar su ánimo y ver las cosas de otro modo.

– Seguir con las rutinas
El niño debe darse cuenta que los problemas que tiene no son tan graves como para romper con su estilo de vida. Trata de seguir con los horarios normales, si es posible.

– Mantenerle sano
Asegúrate de que come bien y duerme lo suficiente. No descansar lo suficiente o comer comidas poco nutritivas, puede contribuir al estrés de tu hijo.