reposo-en-el-embarazo
Con frecuencia, cuando existe algún riesgo de salud para la madre o el bebé ante algún tipo de incidencia, el médico recomienda el reposo. Un reposo que a modo de prevención produce un beneficio físico de descanso. Pero también produce efectos psicológicos ya que la inactividad es un estado que altera el ánimo.

En primer lugar, aumenta la preocupación de futuro o el temor a que pueda ocurrir cualquier imprevisto durante el embarazo al tener más tiempo libre para pensar. Por esta razón, es recomendable encontrar un contrapunto a esos pensamientos. Leer novelas y libros de autoayuda, libros de una temática diferente al embarazo, pueden ser una buena fórmula de distracción positiva.

Consejos de cuidado personal

El reposo en el embarazo también puede producir estrés psicológico, al añorar el estilo de vida habitual. Sin embargo, conviene puntualizar que en la mayoría de los casos, el doctor no recomienda el reposo absoluto sino relativo. Es decir, acotado a ciertas acciones en concreto.

El reposo general también puede producir ciertas molestias físicas, como por ejemplo, dolor de espalda. O incomodidad al estar durante mucho tiempo en una misma postura. Estas sensaciones físicas desagradables también producen emociones desagradables. El reposo también puede estar acompañado de la sensación de aburrimiento que está asociado a la subjetividad en la percepción del tiempo cuando las horas se hacen interminables.

En algunos casos, la embarazada también puede sentirse desconectada de su círculo social habitual. Sin embargo, es posible minimizar el impacto de esta sensación a través del uso de las nuevas tecnologías, buscando el contacto mediante llamadas de teléfono.

Efectos psicológicos del reposo en el embarazo

Cómo cuidar la higiene mental durante el reposo

En primer lugar, es recomendable estar informada de las noticias de actualidad a través de la lectura de la prensa, la radio y la televisión. De este modo, la persona se siente conectada con la actualidad. Por otra parte, también es conveniente mantener conversaciones con las visitas. Así como es aconsejable decorar la habitación siguiendo el gusto en decoración de la embarazada puesto que un espacio que proyecta sentimientos agradables también inspira bienestar.

Si buscas lecturas para disfrutar del momento, entonces, puedes leer Tu segunda vida empieza cuando descubres que solo tienes, una lectura divertida para vivir el presente. Si te gusta la poesía, Mujer Océano de Vanesa Martín es una propuesta interesante. Otra historia optimista y vital es Algún día no es un día de la semana, un título de Sol Aguirre.