El aliento de los pequeños
Los problemas de aliento no son sólo cosas de adultos, los niños también pueden sufrirlos. Hay una variedad de causas que tienen como consecuencia el mal aliento en niños pequeños. Algunos de estos son:

– Mala higiene dental
Problemas en las encías como la gingivitis, la acumulación de sarro, las infecciones y absceso dental son algunas de las causas. Las partículas de los alimentos atrapados o la capa que dejan algunos alimentos en el techo de la boca o en la lengua, también puede ser la razón.

– Uso de chupetes
A los niños les encanta chuparse los dedos, sus juguetes e incluso su ropa, aparte de sus chupetes. Debes tener en cuenta que la mayoría de estos objetos suelen estar cubiertos de bacterias, que producen el mal aliento.

– Resfriados
Los resfriados y los senos paranasales van, a menudo, acompañados por una secreción nasal constante, que puede producir este incómodo problema.

– Reflujo
Hay niños que desde pequeñitos tiene problemas gastro-esofágicos. Estos “reflujos” suelen producir el problema del que te hablamos.

– Deshidratación
Cuando el pequeño no toma demasiado líquido para satisfacer sus necesidades diarias corporales, la boca se queda muy seca. Esta sequedad facilita el cultivo de bacterias.

¿Qué hacer para evitar este problema?

1. Asegúrate de que recibe suficientes líquidos durante todo el día.
2. Trabaja con él, el tema de la higiene dental. Enséñale a utilizar correctamente el cepillo de dientes y explícale las veces y el tiempo que debe durar dicho lavado.
3. Desinfecta todos los productos que chupa, con la mayor frecuencia posible.