El bebé no puede respirar
Si tu bebé no puede respirar es posible que se haya atragantado con algún alimento o juguete te se haya puesto en la boca. Primero pedir ayuda para trasladarle al hospital más cercano. Puedes solicitar un taxi urgente o una ambulancia Mientras tanto lo que debes hacer es lo siguiente:

– Inclina al bebé con la cabeza abajo en un ángulo de unos 45 grados, apoyado en el antebrazo y sujetándolo por la barbilla, procura que su cabeza quede más baja que el tronco pero no flexionada, y en esta posición, dale unos golpes entre la paletilla de la espalda con la parte de la mano más próxima a la muñeca.

– Si con estos movimientos no consigue expulsar lo que le ha atragantado, dale la vuelta para que quede con igual inclinación, pero boca arriba y con la cabeza de lado, y entonces presiónale unas veces en el centro del pecho, un poco por debajo del nivel de los pezones, con los dedos medio y anular. Con esos empujones intentaremos que el aire ascienda por la tráquea y despeje las vías respiratorias.

– Si continúa la obstrucción, ábrele la boca poniendo el dedo de una mano sobre su lengua y los otros dedos bajo la mandíbula para tratar de ver y sacar lo que le asfixia usando un dedo como gancho. Ahora bien, no se debe intentar extraer nada que esté tan profundo que el dedo no pueda pasar por debajo.

Finalmente, intentar la respiración artificial (asistida) para le llegue aire a los pulmones y luego repite los golpes en la espalda y las compresiones en el pecho.