El letargo en los niños
Muchos padres se quejan a menudo que sus hijos sean como en una especie de estado letárgico, pero ¿qué significa letargo? El letargo en los niños se refiere a una disminución en los niveles de energía. Se define como una sensación prolongada de cansancio y fatiga. Los niños letárgicos se acuestan con pereza y ni siquiera se mueven durante considerables periodos de tiempo. Una sensación de letargo puede desencadenarse debido a la falta de energía. Algunas veces también se asocia con enfermedades graves e incluso trastornos psicológicos.

Aunque los adultos son más susceptibles al letargo, los niños activos, también experimentan este problema. El letargo, se puede producir por diferentes motivos. Incluso el esfuerzo puede provocar falta de energía, lo que lleva al letargo. Las siguientes, son algunas de las causas comunes de esta situación en los pequeños:

– Falta de sueño
Los niños que no descansan lo suficiente pueden estar en este estado durante todo el día. Debido a la falta de sueño, el niño experimenta una fatiga persistente y es incapaz de concentrarse en sus rutinas diarias.

– Desnutrición infantil
Al no ingerir demasiados alimentos, los pequeños sufren una considerable disminución de sus niveles de energía. A medida que el cuerpo no recibe su dosis diaria de proteínas, vitaminas y minerales, el niño muestra una fuerte caída en los niveles de actividad.

– Anemia
Esta condición causa una reducción importante del número de glóbulos rojos, que transportan el oxígeno a diferentes órganos del cuerpo. Por lo tanto, hace que surja el estado letárgico. Una dieta pobre, deficiente en hierro, es el factor más común.