Elegir asiento de bebé para el coche
Al salir del hospital, los padres que tienen coche de propiedad tienen el primer interrogante: ¿Cómo llevar al recién nacido? Desde ese momento y hasta los 3 años, el niño debe ir en un asiento especial que hay que seleccionar con cuidado. ¿Cuál es el más adecuado?

Además de por cuestiones de seguridad, no tomar las medidas de seguridad necesarias es una infracción. Por lo tanto, consulta la legislación vigente en tu país sobre los tipos de sillas y las edades correspondientes según la normativa. Por lo general, existen tres tipos de asientos para niños: unos son sólo para la etapa de recién nacido y hasta los 10-12 kilos; luego los tipo “butaca” elevados (los más comunes y más vendidos), que se fijan con el cinturón del auto y finalmente los que se adaptan al crecimiento del niño más grande.

En cualquiera de los modelos, comprueba que el asiento tenga un sistema de cinturones que aseguren al niño por los hombros, las piernas y la entrepierna. Deben de tener cinco puntos de agarre. Por otro lado, asegúrate de que el asiento esté homologado por las agencias de vialidad o normas de seguridad vigentes en tu país o bajo normas internacionales.

Asimismo analiza a fondo la sujeción al automóvil, repasa que la unidad se adapta a ese sistema de fijación. Si es necesario, lleva tu vehículo y pruébalo antes de comprarlo. Si el asiento está instalado correctamente, no debe moverse más de dos centímetros de su lugar. También se recomienda utilizar el clip de seguridad que trae el asiento para niños. Se emplea para sujetar al cinturón del auto y reducir el movimiento lateral, si fuera mayor al estimado.