Elegir cepillo de dientes para los niños
Un factor fundamental para un buen cepillado de dientes es la elección de un cepillo adecuado. Si elegimos un cepillo duro, demasiado grande o incomodo para el niño, no se podrá limpiar correctamente la boca, aumentando la posibilidad de que los dientes posean caries o manchas. Una buena higiene dental permitirá poder lucir dientes sanos, libres de sarro y sin caries. Para una correcta elección del cepillo ten en cuenta los siguientes consejos:

- El cepillo de dientes debe ser pequeño, para que se pueda mover con facilidad dentro de la boca.
- Las cerdas del cepillo de dientes deben ser suaves y flexibles. Las cerdas duras pueden dañar tanto las encías como los dientes.
- Es recomendable que el cepillo sea de cabeza redondeada para que llegue todos los rincones de la boca.
- El mango del cepillo de dientes es mejor si es de goma para facilitar el agarre del mismo.
- El cepillo debe cambiarse cada 3 meses o antes si se observa muy gastado.

El momento del cepillado debe convertirse en algo agradable y divertido. Puedes encontrar cepillos para niños en los que aparezcan dibujos o personajes infantiles. Busca un banquito o algo similar para que el niño pueda subirse y verse en el espejo mientras se cepilla los dientes. Al comprar la pasta dental, asegurarse que contenga fluoruro. Es recomendable que también se enjuague la boca de vez en cuando. Dile que compruebe su sonrisa luego de lavarse los dientes. Por último, recuerdale que nunca comparta su cepillo de dientes con otros niños.