Cómo elegir colchón para la habitación infantil
El colchón del dormitorio infantil es un pilar de bienestar básico por el descanso que ofrece al niño en las distintas etapas de su crecimiento. En primer lugar, es recomendable observar el colchón como un bien que debe responder a necesidades totalmente personales.

Es decir, la elección de un modelo u otro depende de diferentes elementos: la edad, altura, la constitución física del niño o postura habitual que adopta durante el descanso. En una tienda especializada pueden asesorarte para, a partir de esta informaión, elegir un modelo que ofrece las mejores prestaciones.

Cómo elegir un buen colchón

Al elegir un tipo de colchón también puedes valorar el factor diferencial de cada producto. Por ejemplo, los colchones con muelles ofrecen una buena transpiración. Los colchones viscoelásticos ofrecen confort, resistencia y estabilidad.

Puede ocurrir que un colchón deje de ofrecer bienestar al niño, sencillamente, porque ya no le ofrece el bienestar que necesita su propia anatomía. La fisionomía del niño cambia con el crecimiento. Lo más recomendable es que el niño siempre estrene un colchón nuevo, no un modelo heredado de otro familiar.

La mejor opción es colocar una funda protectora frente a posibles manchas para mantener el colchón cuidado y en buen estado. En relación con los materiales, existen algunos productos que son especialmente saludables, por ejemplo, el algodón orgánico y el látex natural. Por el contrario, es aconsejable evitar otro tipo de material como el poliuretano puesto que puede resultar tóxico.

Cómo elegir colchón para la habitación infantil

Cómo cuidar un buen colchón

Cuando acudas a la tienda para elegir el colchón es aconsejable que el niño vaya contigo para que pueda probar diferentes modelos y dar su opinión sobre cómo se siente en ellos. El tiempo de duración de un colchón puede alcanzar los diez años. Sin embargo, esto depende siempre de una buena conservación. Por ejemplo, es importante que los niños no lo utilicen como colchoneta para saltar puesto que en ese caso, puede deformarse.