Eliminar las lombrices intestinales en los niños
Muchos niños y adultos se ven afectados por lombrices intestinales, parásitos que suele aparecer después de comer vegetales que no hayan sido lavados correctamente o bien por beber o estar en contacto con agua que está contaminada. Son varios los tipos de parásitos que pueden darse, siendo los principales oxiurus, lamblias, tenias o áscaris limbricoide.

Es muy importante que se sepa reconocer que estas lombrices intestinales han aparecido para poder ponerle remedio cuanto antes, algo que puede hacerse siguiendo un tratamiento médico específico. También hay unos cuantos remedios naturales que ayudarán a que las lombrices desaparezcan, desapareciendo con ellas todas las molestias que el niño tendrá mientras las padece.

Síntomas

La aparición de estas lombrices puede tardar en detectarse ya que sus síntomas son similares a los que aparecen con otras enfermedades o molestias, aunque si ves que tu pequeño tiene varios de ellos será una señal de que es muy posible que las esté sufriendo. Entre los síntomas más comunes están palidez general, anemia, malestar, dolor de cabeza, pérdida de peso, tos, dolor de barriga, fatiga, fiebre o carácter irascible.

Tratamiento

Hay varios medicamentos que son recomendables, aunque para tomar cualquiera de ellos es mejor que consultes con el pediatra ya que no todos los niños pueden tomar todos los medicamentos. Cada niño es un mundo, así que nunca le des una medicina que no te ha recomendado su pediatra, ya sera para las lombrices o para cualquier otra cosa.

Eliminar las lombrices intestinales en los niños

Remedios naturales

Dientes de ajo: uno de los remedios más eficaces es cortar tres dientes de ajo y ponerlos en un vaso, echando después sobre ellos agua caliente. Deja que repose unas 8 horas y que el niño se lo beba en ayunas.

Alimentos: hay ciertos alimentos que ayudan a que los parásitos se eliminen, como la cebolla, papaya o el aguacate. Pon alguno de ellos en las comidas diarias hasta que se haya librado de las lombrices.

Tomillo: hierve media cucharada de tomillo, media de raíz de genciana y media de manzanilla amarga en medio vaso de agua. Hierve durante 10 minutos y deja que repose media hora. También debe tomarse en ayunas y durante 9 días. Si es para un bebé, las dosis deben ser la mitad.