Embarazos problemáticos en mujeres mayores
Comenzar a formar una familia puede ser uno de las experiencias más gratificantes y enriquecedoras que una pareja puede tener. A fin de proporcionar a esta futura familia unas bases fuertes y estables, muchas parejas deciden esperar un tiempo antes de comenzar a tener bebés. Esto produce que muchas futuras mamás sean un poco más mayores de lo normal. Estas mujeres deben ser conscientes de los riesgos asociados a concebir un niño cuando su edad es bastante avanzada.

Existen riesgos para la salud de la madre, así como una serie de defectos de nacimiento que son mucho más comunes en los bebés de madres mayores. Además, estás futuras mamás deben estar preparadas física y emocionalmente para saber “llevar” un embarazo a esa edad. Algunas, deciden hacer caso omiso a las advertencias y deciden continuar intentando tener hijos.

A medida que se envejece, el aparato reproductor femenino también lo hace, lo que hace que aumenten las posibilidades de no poder concebir. De siempre, los expertos han aconsejado tratar de crear una familia antes de los 30 pero los tiempos van cambiando y esa edad se puede sobrepasar, aunque llegadas ciertas edades hay que tener mucho cuidado.

Los embarazos pueden resultar bastante difíciles ya que el cuerpo de la mujer va cambiando con el tiempo. La presión arterial es más alta y la diabetes es un problema mucho más común. Estos problemas, pueden hacer que el médico recomiende reposo absoluto durante semanas para asegurar la salud de la madre y de su bebé. Consulta con tu médico los pros y los contras y decide lo que finalmente quieres hacer.