Encontrar una buena guardería
Antes de elegir una guardería para los más pequeños de la casa, lo mejor es que visites varios centros. Esto te ayudará a ver diferentes opciones entre las que podrás elegir qué es lo que prefieres para los pequeños. Aquí tienes algunos “indicadores de calidad” que si te fijas en ellos harán que tu elección sea más fácil:

– Los niños están relajados y se divierten.

– El personal escucha a los niños y realiza actividades con ellos. Observa que el número de trabajadores sea idóneo para el número de niños.

– La guardería está limpia y es un lugar agradable y acogedor.

– La zona de juegos es segura y tienen un montón de objetos con los que divertirse.

Encontrar una buena guardería
– Los juegos, libros y el material en general no es racista ni sexista.

– Los niños tiene un montón de juguetes y actividades entre las que elegir para que el día se les pase más rápido y de forma más agradable. Estos juguetes y actividades deben ser sobre todo didácticos.

– El mobiliario es adecuado para los niños. Debes pedir que te enseñen también todas las instalaciones, incluido cuartos de baño y las zonas exteriores.

– Realiza las preguntas que desees a los directores del centro e incluso a los profesores. Aquí tienes algunas que te pueden servir como pequeño guión, pero pregunta todo lo que consideres oportuno: ¿cuanto tiempo llevan abiertos?, ¿formación de los trabajadores?, ¿cuantos niños hay por clase?, ¿qué actividades realizarán a diario?, ¿qué tipo de contacto mantendrán con los padres? Por ejemplo, si les darán una especie de boletín informativo sobre la evolución de sus hijos.