Estudio económico antes de tener un bebé
La idea de quedarse embarazada y tener hijos es muy emocionante, pero, antes de dar el paso debes hacer un repaso a tu situación financiera para asegurarte de que realmente puedes cubrir todas las necesidades presentes y futuras que el pequeño tendrá.

La verdad, es que tener un hijo supone una fuerte inversión de dinero y con la recesión que se ha apoderado de casi todo el mundo, necesitas tomar esta decisión con más cuidado. Hay varias cosas relacionadas con el nuevo miembro de la familia que se “comen” bastante dinero. A continuación, tienes una pequeña lista de algunos gastos que seguro tienes que realizar:

– Muebles
Ya no sólo se trata de conseguir una habitación en condiciones para el bebé, si no reestructurar cosas de la casa para que el pequeño esté seguro en ella. La seguridad y la comodidad se convertirán en unos imprescindibles en los que tendrás que invertir algo de dinero. Por supuesto, no debes olvidarte de la cuna, la silla para darle de comer, etc.

– Suministros para bebés
Los niños necesitan una gran cantidad de productos para su cuidado, como por ejemplo: pañales, baberos, comidas especiales, productos de higiene, etc. Realiza tus cuentas y busca sitios en los que puedas comprar grandes cantidades a un precio más bajo.

– Ropa y juguetes
Tendrás que invertir un montón de dinero en ropa si no tienes a nadie que te pueda regalar la que ya no le vale a su bebé. Los niños crecen a un ritmo muy rápido, durante los primeros años, y este gasto es continuo. Aparte de la ropa, los juguetes también merecen una buena inversión, especialmente los didácticos y los que cumplen todas las normas de seguridad.