Familia y psicopatología infantil
La psicopatología es una enfermedad mental, un trastorno psíquico en el que, a pesar de la integridad de las funciones perceptivas y mentales, se halla patológicamente alterada la conducta social del individuo (inadaptación a las normas morales o sociales, asociabilidad y tendencia a la actuación y conductas antisociales).

Las raíces de la psicopatología infantil nacen y crecen en un terreno móvil: la personalidad en desarrollo del niño. La evolución temprana de los vínculos de apego con los padres está recibiendo una considerable atención y se piensa ampliamente que influye en las relaciones con la gente durante el período adulto.

La familia es uno de los factores de riesgo que contribuye a la aparición de trastornos mentales. En la sociedad actual conviven varios tipos de familias, aunque la clasificación más común es la que las divide en nuclear (padre y madre), monoparental (un solo progenitor), comunitaria o extensa (más miembros en afinidad), reconstruida (tras separación, divorcio o viudedad), homosexual (progenitores del mismo sexo) y adoptiva (hijo/os adoptados).

El desarrollo o no de psicopatologías en el niño depende, entre otras cosas, del amor, los cuidados, los afectos, la respuesta satisfactoria a sus necesidades emocionales, mentales y sociales, que reciban de sus padres y familia.

Los niños nacen en un mundo donde los puntos de referencia suelen resultar confusos en las primeras etapas de su vida, por lo que es necesario suministrarle modelos referenciales, unos puntos de guía y unos límites claros para que pueda ir creando sus valores, su estilo cognitivo, sus respuestas afectivas y sus pautas de comportamiento. Por lo tanto, unas adecuadas relaciones parentales ayudarán a la correcta formación de la personalidad de los niños.

Concluimos haciendo hincapié en que la familia constituye uno de los más influyentes factores en la construcción de la personalidad del niño. Por eso, cuando la dinámica de relaciones entre familia y el hijo no es favorable, la personalidad puede sufrir una serie de alteraciones que pueden derivar en psicopatías.