Ganar dinero siendo niño
Ganar su propio dinero puede enseñar al niño a ahorrar y a darle el valor que merece. Si un niño tiene la edad suficiente para hacer tareas simples y comprender el concepto del dinero en sí mismo, tiene edad suficiente para ganar su propio dinero. Dependiendo del niño, esto podría ser a partir de los cinco años, aunque algunos se despreocupan tanto que hasta los 10-11 años no empiezan a pensar en esos temas.

Las tareas por las que le asignen “un sueldo” deben ser diferentes a sus tareas cotidianas. No debes pagarle por tareas como por ejemplo: lavar los platos, limpieza de habitación, sacar la basura o poner la mesa. Puedes ofrecerle una recompensa con tareas como: limpieza de los armarios, hacer recados, hacer de niñera con sus hermanos pequeños, lavar el coche, etc.

Debes permitir que se gaste su dinero, de esta manera, poco a poco aprenderá a administrarse. Guíale en sus elecciones pero no le obligues a guardarse siempre lo que ha conseguido. Si es bastante pequeño, esto le vendrá muy bien para contar. Pídele de vez en cuando que te cuente el total de todo lo que tiene ahorrado. Recuérdale que también puede ahorrar ese dinero que consigue en los cumpleaños.

Si estimulas al niño a ganar y a ahorrar, tienes que darle la libertad de gastar. Trate de recordarle el tiempo y el esfuerzo que le ha costado ganar ese dinero para intentar que no se lo gaste en tonterías. Cuando se dé cuenta de que el artículo que compró tontamente no cumple con sus expectativas, habrá aprendido una lección que no olvidará.