Guía de alimentación infantil
Todos los padres deben seguir unas pautas de alimentación infantil, los bebé necesitan comer para tener la energía suficiente para mantener las funciones vitales, así como cubrir las necesidades relacionadas con el crecimiento y la maduración. Te damos una guía alimentaria para cada grupo de edad, con ejemplos de propuestas concretas de menús diarios:

De 0 a 6 meses: el único alimento recomendado para el bebé es la leche materna a demanda. Si la lactancia no es posible o si la madre así lo desea, se puede optar por una leche adaptada de fórmula.

De 6 a 10 meses: sin dejar la lactancia materna, se empezará a complementar con otros alimentos como purés variados de frutas, verduras, arroz y patata. Luego se comenzará con el trigo, la carne (20-30 g/día) y, a partir de los nueve meses, se alternará alguna toma de carne con pescado blanco (30-40 g/día).

De 10 a 12 meses: además de la incorporación de algunos alimentos nuevos, en este período las texturas empezarán a ser menos finas (sopas de pasta fina, arroz, trozos pequeños o picados de carne).

De 12 a 18 meses: la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda continuar con la lactancia materna a demanda hasta los dos años o más. Sin embargo, a partir del primer año, se estructurarán los horarios de las comidas principales para adaptarlos a las del resto de la familia, ya que el niño puede comer la mayoría de los alimentos.

De 18 meses a 3 años: sólo resta incorporar el pescado azul, tipo sardina, atún o caballa (sin piel ni espinas) y las verduras flatulentas como las coles, las alcachofas o los espárragos.