Incorporar las primeras comidas a la dieta del bebé
El bebé cuando nace se alimenta exclusivamente de leche materna o leches comerciales preparadas para su desarrollo hasta los 6 meses de vida. Luego comienza el proceso de incorporación de alimentos semisólidos, que complementan los requerimientos nutricionales del pequeño para que crezca sano y fuerte. Sin embargo, la leche sigue siendo la principal fuente de alimento hasta superado el primer año de edad. Lee a continuación algunos consejos para que la incorporación de los primeros alimentos a su dieta.

Incorporar las primeras comidas a la dieta del bebé
Empieza con una única comida al día, la segunda puedes incorporarla en el octavo mes, y una tercera entre los meses cuando esté a punto de cumplir un añito.

Incorporar las primeras comidas a la dieta del bebé
Primero ofrécele un alimento cada vez. El bebé necesita reconocerlo a través de sus sentidos: vista, tacto, olfato y gusto. Déjale que experimente por sí solo.

Incorporar las primeras comidas a la dieta del bebé
Es recomendable espaciar la incorporación de los alimentos para poder detectar si alguno le provoca una reacción alérgica o intolerancia. En ese caso, elimínalo de su dieta y consulta con el pediatra.

Incorporar las primeras comidas a la dieta del bebé
Nunca lo fuerces a comer. Estos alimentos al principio le pueden parecer extraños porque experimentará gustos que nunca antes había probado. Ten en cuenta que un alimento puede ser rechazado hoy y luego bien aceptado al cabo de unos días. Es fundamental tener paciencia.

Incorporar las primeras comidas a la dieta del bebé
Te aconsejamos ofrecerle papillas de calabaza, patata o zanahoria, con una cucharadita de aceite. También purés de frutas como manzana, plátano o pera. También cereales en papillas de harinas o sémolas de maíz o arroz de cereales precocidos comerciales. Otra cosa que les suele gustar mucho son los yogures de vainilla.

Incorporar las primeras comidas a la dieta del bebé
Cuando tenga ya ocho meses, podrás incorporar carnes bien cocidas, molidas, procesadas, desmenuzadas o trituradas. Evita el pescado las primeras semanas y ten mucho cuidado con las espinas. También puedes incorporar huevos duros.

Incorporar las primeras comidas a la dieta del bebé
Al mismo tiempo puedes incorporar gluten, presente en el trigo, avena, cebada y centeno. Para ello, puedes darle algún fideo finito, pan y galletitas blandas para que pueda usar las encías.

Incorporar las primeras comidas a la dieta del bebé
Recuerda que no es necesario agregar sal ni azúcar a las comidas. Además, estarás ayudando al bebé a formar hábitos más saludables. Si el pequeño no acepta las comidas deberás ir paulatinamente, pero no añadir dulces para que los coma mejor.

Incorporar las primeras comidas a la dieta del bebé
Respecto a la bebida opta siempre por agua, es la mejor opción. Nada de refrescos azucarados. Consulta al pediatra por su puedes darle zumos de frutas, algunos cítricos les pueden causar molestias intestinales.