Interés por los estudios
Hoy en día la mayoría de los padres se enfrentan a enormes problemas a la hora de que sus hijos mantengan una actitud positiva frente a sus estudios. ¿Notas como no le interesan los estudios al pequeño de la casa? ¿Crees que no presta la debida atención mientras se le pregunta cosas o lee algún libro? Si la respuesta es “sí”, entonces debes tratar de ayudarle a deshacerse de estos primeros problemas que está teniendo con los estudios y que con el paso del tiempo se pueden convertir en un gran problema.

Lo primero que debes hacer es intentar cambiar su actitud hacia los estudios Debes tratar de motivarle y no de sobrecargarle. Intenta compaginar los estudios con actividades divertidas para que puedas volver a captar su atención. Como la música siempre atrae a los niños pequeños, intenta añadir música a las sesiones de estudio. Por ejemplo, podrás enseñarle los números cantando.

Si el niño es capaz de completar la tarea encomendada por ti, entonces debes ofrecerle algún tipo de recompensa. Aunque le acostumbres a ser premiado, no tienen por qué ser siempre cosas materiales y durar para siempre. Si empieza a gustarle leer un libro por las noches, olvídate de seguir premiándole. Al final lo asumirá como una tarea más.

Como los niños tienen la tendencia a imitar todo lo que ven, deberás acostumbrarle a que te vea haciendo actividades didácticas que finalmente el asimilará como actividades automáticas. Lo importante es que, finalmente, recobre el interés por los estudios.