Juegos para bebés y niños de 1 a 2 años
Los bebés y niños de 1 a 2 años necesitan divertirse como los mayores, los juegos para bebés que se pueden poner en práctica aprovechando la celebración de un cumpleaños o cualquier fiesta infantil. Preparar los juegos para los bebés es un punto importante a cuidar en la fiesta. Es importante que sepas que a esta edad, los juegos necesitan la supervisión de los adultos para cuidar todo el tiempo y es aconsejable no dejarlos nunca solos para evitar que se puedan lastimar.

Como ya sabemos, los bebés aprenden fácilmente a jugar mediante sus propias acciones, esto es gracias la contacto con otras personas. La capacidad de turnarse comienza con juegos sencillos e interactivos. En el primer año de vida de un bebé es buen momento para que los padres o tutores empiecen a leerle libros ilustrados. También pueden escuchar varios tipos de música y cantarle canciones.

Juegos para bebés y niños de 1 a 2 años
También es recomendable que los bebés se pongan en el suelo durante un rato para que puedan darse vueltas y explorar el entorno de forma segura. Una vez que un bebé empieza a andar a gatas, los juguetes que pueden empujarse o hacer que rueden para animar la actividad física del pequeño.

Es importante tener en cuenta que los juguetes para bebés necesariamente deben de estimular los sentidos. Los bebés disfrutan con solo ver un objeto móvil colgado encima de su cuna o dibujos en las paredes de su cuarto. Los niños de 1 y 2 años de edad siguen desarrollando la motricidad con pequeñas actividades. Además, habrás comprobado cada vez les gusta más manejar objetos, como por ejemplo, echándolos a un recipiente y luego volcándolo.

Algunas de estas actividades de arte estimulan la creatividad del niño. Por ejemplo, puede empezar a usar grandes brochas para pintar, pinturas no tóxicas que se puedan lavar y crayones de colores para colorear. Es necesario seguir de cerca a los niños en esas edades para evitar que se puedan poner estas cosas en la boca.

Juegos para bebés y niños de 1 a 2 años
A los niños les apasiona la música, todo lo que suene y tenga ritmo. Pueden empezar a vocalizar con canciones de adultos o hacer su propia música con ollas y cacerolas, usándolas como tambores. Los niños también pueden moverse y empezar a bailar, aunque sea solamente moviendo la cabeza o haciendo palmas.

A los niños de 1 y 2 años les encanta tirar y hacer rebotar o rodar pelotas de varios tamaños, dar saltos en colchones o hacer una casa con una caja de cartón. Con supervisión, estos niños pueden salir a dar paseos o jugar con juguetes para trepar y montar. Cualquier cosa mientras no se ponga en peligro su estado físico.