La importancia de la tiroides después del embarazo
El correcto funcionamiento de la tiroides es muy importante para el sistema reproductor de la mujer. Durante el embarazo la hormona de la tiroides es muy necesaria para el adecuado crecimiento y desarrollo del feto, incluso después del parto, esta debe estar en “buen estado” o la reciente mamá puede sufrir algunos problemas.

El trastorno de la tiroides que se produce después del nacimiento del niño se conoce comúnmente como tiroiditis posparto y se caracteriza por la inflamación y la hinchazón de la glándula tiroides. Suele ser un problema bastante común que se suele dar entre casi el 2 y el 8% de las mujeres, después del parto. Durante la fase inicial de la tiroiditis posparto, la mamá no se da ni cuenta del problema, ya que los síntomas pueden no aparecer.

En la primera etapa, la tiroides puede empezar a producir hormonas tiroideas en exceso ya que se inflama la glándula. Poco a poco la liberación de la hormona comienza a caer hasta niveles muy por debajo de lo normal. Esto se debe a que se agotan las reservas. En el caso de que la glándula haya sufrido demasiados daños, esta no podrá regresar a la normalidad sin un tratamiento adecuado.

Suelen ser más propensas a sufrir este problema las mamás que alguna vez han tenido diagnosticado algún problema de tiroides. Estas mujeres tienen un 20% más de posibilidades de sufrirlo y no importa si el problema se trató anteriormente con éxito. Los factores hereditarios pueden ser otro de los motivos, aunque es más raro.