La influencia de la religión en la educación
Este fin de semana se ha celebrado la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid. Un hecho espiritual que ayuda a reflexionar sobre la influencia que tiene la religión en la educación. Está claro que no tiene nada que ver la educación que puede recibir una persona que ha nacido en una familia con unos profundos valores religiosos a crecer en otra que no los tiene.

Es decir, la fe influye en cuestiones tan elementales como la educación y la formación de un niño. Por ejemplo, a la hora de elegir el mejor colegio para el hijo, muchas personas eligen la opción de un centro religioso en donde los hijos puedan recibir formación católica. Por otra parte, los niños al nacer también son bautizados y al cumplir los nueve años reciben la Primera Comunión. Son decisiones que simplemente, cada pareja toma de una forma libre en base a sus creencias, es decir, cada persona intenta ser coherente con aquello que piensa. Por esta razón, aquellas personas que no tienen fe de una forma coherente educan a sus hijos al margen de cualquier creencia.

La influencia de la fe en la educación se nota, sencillamente, porque la fe también tiene su influencia en los valores, es decir, en la idea del obrar correcto y en la importancia del bien. Sin embargo, la religión en la educación debe percibirse en forma de respeto, sencillamente, porque existen muchas religiones diferentes por tanto, la diversidad cultural es una fuente de riqueza en la convivencia en las aulas.

De hecho, existe un mensaje excelente que queda reflejado en labios de Hipatia en la película de Alejandro Amenábar, Ágora: “Es más lo que nos une que lo que nos separa”. Es decir, más allá de las diferencias religiosas, todos somos personas.