La necesidad de tener su propio espacio
Es tan pequeño que ni siquiera te los has planteado pero ¿has pensado en la posibilidad de que tu hijo necesite su propio espacio? Por extraño que les parezca a algunos padres, los pequeños de la casa necesitan tener su propio espacio y sentirse a gusto en él. Los niños también necesitan relajarse, descansar y reflexionar en un espacio dentro de la casa en el que nadie les pueda molestar.

Cuando hablamos de espacio, no nos referimos sólo a un lugar físico, también es necesario su propio tiempo. Hoy en día, los pequeños tiene jornadas inacabables: colegio, comida, clases de artes marciales, inglés…Es necesario que los padres programen lo mejor que puedan la vida diaria de sus hijos para que no sean tan estresantes.

Dejar a los niños disfrutar de un tiempo no estructurado aumentará su creatividad y empujará su actitud mental hacia un camino mucho más positivo. Claro que, esto puede resultar muy difícil para los propios padres. Estos han perdido también el disfrute de su propio espacio debido al estilo agitado y agobiante que llevan.

Permite al pequeño que disfrute de su propio espacio en la casa y que tenga tiempo para disfrutarlo. Déjale que descubra la calma, la quietud y el silencio. Esto también le permitirá conocerse mejor y podrá así sacar a la luz talentos que de otra manera nunca habría mostrado al exterior. Los niños se sienten muy motivados cuando tienen su propio espacio, siempre y cuando se les deje estar sin restricciones. Para alguno niños, sacar al perro a pasear, puede ser “su momento”.