La noticia del divorcio
Un divorcio es una situación lamentable, en la vida de cualquier persona, pero resulta aún más doloroso cuando hay niños involucrados. Los niños son los más afectados en caso de divorcio. Con el divorcio de los padres, los niños suelen sentirse enojados, estresados y confundido acerca de cómo va a ser su futura vida. La mayoría de los niños, después del divorcio de sus padres, suelen pasar por una época de problemas.

Es necesario que ambos padres puedan mostrarle al niño que ambos le ofrecen seguridad y estabilidad. Esto le ayudará mucho en su crecimiento emocional. El niño debe sentir que a pesar de que sus padres se han separado, siguen estando ahí para apoyarlo y cuidarlo. Recuerda que Un niño tiene el derecho de saber por qué sus padres se van a separar, a menos que sea algo que no sea apto para un niño de su edad. Es vuestro deber, sentaros con él en la que se le explique la situación.

También, hay que dar al niño una idea de los cambios que se producirán en su vida después de la separación. Debéis estar preparados para preguntas difíciles. No perderéis los estribos y le explicaréis todo de la manera más sencilla y cuidadosa que podáis. Hacedle saber que seguiréis cuidándolo y amándolo. Evitar echaros la culpa mutuamente de lo que ha pasado.

Deberéis escuchad los sentimientos del pequeño. Mostrar al niño que estáis preocupados por su bienestar pero, a la vez, debéis tranquilizarle para que vea que no sucede nada grave. Si estáis frustrados o enojados, no se lo demostréis al niño.