La técnica del rastreo
¿Te has preguntado cómo serán esos momentos en los que tu bebé empiece a rastrear por la casa? No te preocupes, en poco tiempo sabrás lo que es un verdadero sabueso gateador por todos los rincones. El pequeño empezará a intentar moverse por su cuenta en no demasiado tiempo. Esta actividad comenzará a realizarla mediante el gateo.

Una vez que él note como se puede levantar apoyando sus manitas, pronto empezará a apoyar el resto del cuerpo sobre sus rodillas. Debes fomentar esta actividad. Ten paciencia, si al principio le cuesta bastante. Cada niño es un mundo y no todos empiezan a gatear al mismo tiempo ni con la misma soltura. Normalmente, la mayoría de los bebés comienzan a gatear entre los 6 y los 10 meses.

Cuando notes que comienza a practicar, intenta ayudarle para que coloque bien su cuerpecito. Cuando ya aprenda a incorporarse bien es cuando se encontrará seguro y empezará a moverse por todos los lados. Déjale que investigue pero, asegúrate de que la casa tiene las medidas de seguridad oportunas.

Una vez que tengan dominada la técnica del gateo y, debido a su curiosidad, pronto empezarán a apoyarse en los objetos (sillas, mesas, estanterías, etc.) para subir hacia arriba y observar las cosas a las que de rodillas no tienen alcance. Es en este momento cuando debes tener presente que el pequeño pronto puede empezar a caminar. Comenzar a caminar dependerá del pequeño, puede que comience a partir de los 10 meses o que tarde algo más de tiempo. No desesperes.