La televisión y los niños
¿Sabías que por lo menos un tercio de los hogares tienen su televisión encendida todo el tiempo, y que uno de cada cuatro niños menores de 2 años tiene una tele en su habitación? Los padres y los pediatras cuestionan mucho las horas que los niños ven la televisión. Según los expertos, cuantas más horas pasa un niño viendo la tele, mayores posibilidades tiene de desarrollar dificultades en la atención.

Otra pregunta que debes hacer es: si está todo el día viendo la televisión, ¿cuando tiene la oportunidad de utilizar su imaginación? No te preocupes aunque te diga que se aburre si no ve la televisión, ya que su imaginación le ayudará a salir de ese aburrimiento.

No caigas en el error de recurrir a la televisión para mantener entretenidos a los niños. Pero tampoco se la prohíbas siempre. Hay muchas formas de reducir la cantidad de televisión que los niños tienen que ver. Si por ejemplo ven la televisión para ver videos musicales por que les encanta la música, enséñales a utilizar el equipo de música de la casa y que ellos se pongan la música que prefieran.

Lo que debes conseguir es que no coma viendo la tele. Esta es la causa principal de la obesidad que padecen muchos niños. Acostúmbrales a que la hora de la comida es un momento para contar las vivencias del día o explicar qué planes tiene con sus amigos por la tarde. Tampoco le acostumbres a que la televisión esté de fondo durante todo el día. A lo que sí debes acostumbrarle es a la lectura de libros, ya que les ayudará a desarrollar su imaginación y no necesitarán tanto la televisión.