Las náuseas matutinas
Algunas mujeres experimentan náuseas matutinas durante el primer trimestre de su embarazo, mientras que otras no muestran ningún signo de enfermedad. La verdad, es que de las últimas, no existen demasiadas afortunadas y las molestias durante el primer trimestre son muy normales. Cuando estás embarazada, tu cuerpo no reacciona a la alimentación de la misma manera como lo hacía antes. Los alimentos de los que antes disfrutabas pueden ser los que los que te causen ese malestar.

Con el fin de reducir estos problemas, necesitas prestar atención a las señales que tu propio cuerpo te envía. Comienza observando cómo tu cuerpo reacciona a los diferentes grupos alimenticios. Si tienes náuseas durante el embarazo intenta beber cantidades adecuadas de agua para aliviar el estrés que estas producen. Recuerda, no hay existe una manera fácil de prevenir esta condición por completo, si sufres esta náuseas por la mañana lo mejor que puedes hacer es aliviar el estrés.

Tomar bebidas gaseosas ayuda a algunas mujeres, pero no son demasiado recomendables. El agua con limón y miel es una buena opción en su lugar. Evita el consumo de bebidas a base de cafeína. Esto incluye el té, el café y las bebidas energéticas. Serán muy beneficiosos los tés de hierbas por sus propiedades calmantes y relajantes. La manzanilla y el té verde son muy beneficiosos, ya que alivian los dolores de estómago y reducen la hinchazón. El té de lavanda calma los nervios y reduce las náuseas y calambres estomacales.

Mantén una dieta que contenga la ingesta de frutas y verduras. Éstos te proporcionarán los nutrientes y las vitaminas que tu cuerpo requiere y también reducen el riesgo de una reacción adversa a los alimentos que consume. Las frutas cítricas pueden impactar positivamente en tu cuerpo, mientras que otras frutas te ayudarán a obtener energía después de vomitar.