Los beneficios de las galletas
Las galletas aportan mucha energía a los niños a través de los hidratos de carbono y fortalecen sus encías gracias a que se activa el proceso de masticar.

En general tus pequeños no deben tomar más de seis galletas de una vez. Pueden ir acompañadas de leche y/o fruta: los componentes ideales para un desayuno equilibrado o una merienda completa.

Por otra parte, el aporte nutricional de las galletas rellenas es similar al de las galletas normales aunque las primeras poseen un contenido calórico más elevado. En cuanto a las galletas integrales únicamente son recomendables en los casos en que los niños estén estreñidos. La mucosidad intestinal de los menores es delicada y si toman demasiada fibra se les puede irritar.

Un modo diferente de divertirse en familia consiste en hacer galletas para tus niños. Ellos también pueden participar en el proceso y poner “su chispa infantil”. Además aprenderán a medir y conocer los ingredientes antes de consumir un producto elaborado. Puedes confeccionar formas y tamaños diferentes, dulces o saladas, con relleno o sin él.

Por lo general, los niños seleccionan las galletas por su sabor y la gran variedad para elegir, mientras que los adultos las eligen por la facilidad para comerlas a cualquier hora y en cualquier lugar.

A la hora de preparar galletas es recomendable hacer un glaseado con merengue en polvos. A los niños y mujeres embarazadas les encantarán probar estos deliciosos sabores. Un glaseado con consistencia más espesa se usará para delinear los bordes de la galleta y crear algunos adornos, mientras que un glaseado más líquido se utiliza para rellenar la base de la galleta.

Aquí tienes los ingredientes necesarios para elaborar galletas de chocolate:

– Media taza de mantequilla.
– Media taza de azúcar.
– Media taza de azúcar morena.
– Un huevo batido.
– Una taza de harina.
– Media cucharadita de esencia de vainilla.
– Media cucharadita de bicarbonato.
– Media cucharadita de sal.
– Pedacitos de chocolate.
– Agua caliente.